On moments in bottles (or photos).

IMG_1075IMG_1076 IMG_1078

 

C.

Advertisements

#4MonthsStayingStrong, hun.

Hoy, hablando sobre cosas de nuestra aburrida vida de estudiantes de segundo de bachillerato, me ha contado que había tenido un día guay. Sorprendida, le he preguntado. Me ha explicado que hoy era 12, y eso significaba que llevaba 4 meses guay. “Sabes, nadie es perfecto y menos yo y por eso sé que volveré a caer, pero sé que cuando me caiga será para volver a levantarme, no para quedarme tirada en el suelo.” Y después de leer eso es posible que nunca en la vida me haya sentido tan orgullosa de ella. Estaba optimista. OPTIMISTA. Hacia la vida. Hacia las cosas buenas que sabe que vendrán después de este curso de miedo, y hacia las que no sabe pero que también serán buenas. Y por un momento, he vuelto a sentir esperanza. No solo para ella. Esperanza para mí misma.

Vamos a estar mejor.

Love you to infinite and beyond honey,

C.

Familia.

Desde pequeño te enseñan que tu familia es esa con la que te crías. Esa que te da amor y te cuida desde que naces, esa a la que no puedes elegir porque es la que te ha tocado. En ella se incluyen padres, abuelos, hermanos, primos… Ya sabéis, la familia a la que conocemos desde siempre.

Sin embargo hay una familia de la que no te hablan. Esa familia está compuesta por gente que ha llegado a tu vida casi por casualidad. Gente a la que puede que no soportes, o a la que ames con locura. Pero es tu gente. He tenido la suerte de encontrar a gente así en mi vida. Casi por casualidad han acabado siendo las personas a las que más quiero en el mundo; con las que sé que podría enfadarme mil y una veces y sin embargo tener la certeza de que cuando las necesite van a estar ahí para mí.

Ellas son mi familia, y no las podría querer más.

Us.Forever and beyond,

C.